Estancamiento Tributario: Obstáculos para la ‘Ley Beckham’ para Nuevos Inmigrantes en España


Hacienda bloquea la opción de aplicar la ‘Ley Beckham’ a los extranjeros recién llegados este año, dejando en una especie de limbo a cientos de trabajadores foráneos. La Ley Beckham ofrece un régimen tributario especial para «impatriados», permitiéndoles tributar por el Impuesto de la Renta de No Residentes (IRNR) en lugar del IRPF, con tasas fijas del 24% hasta los 600.000 euros y del 47% para ganancias que excedan esa cantidad.

La Ley de Startup, vigente desde el 23 de diciembre pasado y diseñada para atraer talento, amplió la elegibilidad para este régimen a extranjeros contratados por empleadores españoles, nómadas digitales, directivos empresariales, emprendedores altamente cualificados, así como a sus cónyuges e hijos menores de 25 años. Sin embargo, a más de diez meses de su implementación, la Administración no ha establecido el procedimiento para que estos nuevos grupos puedan solicitar este beneficio fiscal.

Almudena Medina, socia y experta tributaria de Ceca Magán, señala que esta falta de desarrollo reglamentario deja a estos colectivos en una situación incierta. La falta de adaptación del proceso de solicitud a estas nuevas circunstancias y la falta de respuesta de la Administración están generando preocupación. Los afectados necesitan certeza sobre sus retenciones fiscales y no pueden estar en una situación de espera, sobre todo de cara a la presentación de impuestos en junio de 2024.

La recomendación de Medina es que, ante esta incertidumbre, los contribuyentes intenten solicitar el régimen especial de tributación basándose en el proyecto de reglamento. Además, si se les ha retenido más dinero del necesario en 2023 por falta de comunicación del régimen, sugiere solicitar la devolución correspondiente al presentar la declaración anual de impuestos.

Este problema solo afecta a estos nuevos perfiles de contribuyentes que han llegado a trabajar al país en 2023 y deben declarar sus ingresos en 2024. Se espera que el reglamento no se desarrolle hasta que haya un Gobierno estable.

La Ley Beckham, bautizada así por el futbolista David Beckham, permite a los beneficiarios ahorrar alrededor de 13.600 euros al año en impuestos en España, según datos del informe ‘Evasión fiscal global 2024’ del Observatorio Fiscal de la Unión Europea. Esta normativa implica que la Administración tributaria pierde alrededor de 134 millones de euros anuales debido a estos contribuyentes, que suman cerca de 10.000 personas. La principal ventaja es que solo pagan impuestos por ingresos obtenidos en el país y, aunque están sujetos al Impuesto de Patrimonio y al de grandes fortunas, solo tributan por bienes en territorio español.

Para ser elegibles, las personas no deben haber residido en España en los últimos cinco años, un requisito suavizado con la Ley de Startup, que antes exigía una ausencia de residencia de diez años. Además, este régimen se aplica al período impositivo en que se produce el cambio de residencia y los cinco siguientes.